Si necesitas cambiar los neumáticos de tu vehículo industrial, este artículo es para ti. Porque hoy te hablamos sobre un tema que suele generar muchas dudas: Ruedas recauchutadas, ¿Son una buena opción?

Mientras que unos profesionales prefieren comprar neumáticos totalmente nuevos, hay otros que optan por dar una segunda vida a los neumáticos ya desgastados. Ninguna es mejor que otra, simplemente depende de las preferencias y necesidades de cada quien.

Lo que sí es cierto es que cada vez aumenta más el número de empresarios que elige las ruedas recauchutadas en lugar de adquirir unas nuevas. Y esta decisión no es en vano… así que vamos a ver por qué.

 

Elegir ruedas recauchutadas es menos costoso que comprar unas nuevas

Una de los factores más importantes que intervienen a la hora de tomar una decisión acerca de qué tipo de neumático utilizar, es el económico. Sin duda, elegir ruedas recauchutadas es menos costoso que comprar unas nuevas.

Por lo tanto, una solución muy ventajosa si lo que quieres es cambiar los neumáticos industriales desgastados por unos en perfectas condiciones y sin invertir demasiado.

 

Hablemos calidad, ¿Las ruedas recauchutadas son fiables?

Rotundamente sí, las ruedas recauchutadas son perfectamente seguras y eficaces para la conducción de vehículos industriales.

El proceso de recauchutado de neumáticos se realiza bajo estrictos parámetros de calidad para garantizar que los neumáticos se podrán volver a utilizar sin riesgo alguno. De hecho, se debe comprobar que, tras recauchutarlos, su carcasa no presenta ningún desperfecto como por ejemplo porosidades o grietas. Y su banda de rodadura se sustituye por una nueva.

 

El proceso de recauchutado contamina menos que el de fabricación

Otro de los motivos por el que cada vez es más habitual e interesante recauchutar ruedas, es porque el proceso de recauchutado contamina menos que el de fabricación.

Ahora somos más conscientes de la problemática que acarrea el cambio climático, que es un hecho y no podemos negar. Por el bien de todas las personas que vivimos alrededor del planeta, y por las siguientes generaciones que vendrán, busquemos soluciones alternativas para reducir la contaminación.

Cuando se realiza el recauchutado de una rueda, se necesita mucha menor cantidad de material (petróleo), se reutiliza el acero que incluyen, y además se reduce el porcentaje de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Como verás, las ruedas recauchutadas sí son una buena opción. Y eso que no te hemos contado al detalle todas las ventajas de este proceso, aunque sí las más importantes.

Si tú también quieres dar una segunda vida a tus neumáticos y quieres saber más acerca del recauchutado de ruedas, escríbenos a bandiser@bandiser.com. Te ofreceremos un presupuesto acorde con tus necesidades.