Una manera de ahorrar a la hora de cambiar los neumáticos de tu vehículo son los neumáticos agrícolas recauchutados. Si ya se acerca el momento de cambiar las ruedas de tu tractor, cosechadora, remolque u otros, esta solución te puede resultar más que conveniente.

Nosotros te contamos en qué consiste y cuáles son los beneficios de elegir ruedas recauchutadas, y tú decides qué hacer. Queremos darte cuanta más información de nuestro sector, mejor. Y es que como se suele decir, el saber es poder.

Elige la solución que mejor te convenga para ahorrar costes en tu negocio sin tener que renunciar a la calidad.

¿En qué consiste el recauchutado?

Por si aún no conoces en qué consiste el proceso de recauchutado de neumáticos agrícolas o de cualquier tipo, vamos a explicártelo de forma muy breve.

El recauchutado es un proceso mediante el que un neumático ya desgastado, pero que aún su carcasa está en buen estado, puede tener una segunda vida. Pero, ¿Cómo? Pues con un minucioso y dedicado trabajo, que consiste en los siguientes puntos.

Primero se lleva a cabo el raspado de la banda de rodadura para dejarla uniforme y sin impurezas. Tras este paso, con maquinaria específica de última tecnología, se aplica una capa de goma para unir después la nueva banda de rodadura.

Y, ¿Qué viene ahora? Una parte del proceso clave, la vulcanización. Que no es otra cosa que introducir las carcasas que ya tienen una nueva banda de rodadura, en una máquina llamada autoclave para que realice la vulcanización.

Por último, pero no por ello menos importante, hay que realizar un control de calidad exhaustivo. Así nos aseguramos de que el neumático recauchutado está listo para ser utilizado y dar el mejor resultado.

Ventajas de dar una segunda vida a los neumáticos agrícolas

Mantener un vehículo agrícola no es nada barato. Si trabajas en el sector agrícola ya lo sabrás de sobra. Cuando llega el momento de cambiar las ruedas, entre otras cosas, suele venir con una cuenta bastante incómoda por su elevado precio… Y para abaratar costes como estos, hay solución.

Además, no solo hablemos de dinero. Hablemos también de otros aspectos importantes para una empresa, como ser sostenible a lo largo del tiempo. Y optimizar los recursos a los que tiene acceso en cada momento.

Cuando, a continuación, descubras las ventajas de este proceso, verás por qué cada vez más empresas agrarias eligen neumáticos agrícolas recauchutados.

Misma calidad, menos precio

Esta es una de sus ventajas más jugosas. Los costes de recauchutar ruedas agrícolas son mucho menores que los de comprarlas nuevas.

Y no quiere decir, ni mucho menos, que tengas que renunciar a la calidad. Sobre todo en este tipo de vehículos, que son muy pesados ya en origen, y deben realizar trabajos pesados y transportar cargas pesadas.

Los neumáticos que se recauchutan tienen una larga vida y una resistencia máxima.

Seguir cumpliendo con la normativa pero sin tener que invertir de más

Esto es algo que no se puede discutir. Toda empresa que trabaje con vehículos quiere y debe cumplir con la normativa del Consejo Regulador Europeo del Neumático.

Y como en nuestro caso, las empresas de recauchutado de neumáticos deben contar con la Homologación E9 109R 002047. Siendo así, puedes estar tranquilo y ahorrarte costes al mismo tiempo.

Cuida el medio ambiente y genera más confianza entre tus clientes

Dos ventajas de golpe. El proceso por el cual se recauchutan las ruedas requiere mucha menos cantidad de petróleo que la que se necesita para hacer una rueda desde cero. Por lo tanto muchos menos residuos para la atmósfera, y ya de paso, menos costes de material.

Al mismo tiempo, dicho proceso no emite tanto CO2 como el que emite la fabricación de ruedas nuevas.

Y no solo eso. Se reutilizan unos 20 kilogramos de acero para el recauchutado. Con su correspondiente ahorro de materiales y responsabilidad en su uso.