Hoy en día en casi todas las familias hay, como mínimo, uno o dos vehículos para poder desplazarnos día a día al trabajo, a la compra, al cine, para hacer escapadas de fin de semana… Y para que su conducción sea completamente segura, es necesario sustituir los neumáticos cuando estén desgastados.

Así que hoy queremos hablarte de algo que quizás te has preguntado al elegir las nuevas ruedas para el coche: fecha de fabricación de neumáticos, ¿Qué es, cómo encontrarla y por qué es tan importante?

Hay tantos dígitos en ellos que puede ser un poco lioso descifrar cuál es el que se corresponde con la fecha en la que se han producido. Vamos a ayudarte para que puedas identificar correctamente todo lo que necesitar saber acerca de este asunto.

¿Qué es la fecha de fabricación de neumáticos y cómo leerla?

La fecha de fabricación de los neumáticos son, normalmente 4 dígitos del código DOT (Department Of Transportation)

Si por ejemplo el código DOT es “R8D4-8MJR1913” para saber cuándo se han fabricado debemos fijarnos en los últimos cuatro números 1913. De estos números, los dos primeros se refieren a la semana, y los otros dos al año; por lo tanto en este caso podemos comprobar que el neumático ha sido fabricado en la semana 19 del año 2013.

¿Cómo encontrar la fecha de fabricación del neumático?

La fecha de fabricación de los neumáticos la encontrarás en el flanco, como te hemos comentado, en el código DOT.

Ve al lateral del neumático y la encontrarás fácilmente.

¿Por qué es tan importante saber esta fecha?

Los neumáticos deben estar en buen estado para una conducción segura y fiable, y saber la fecha en la que se han fabricado nos puede ayudar a saber si se deben cambiar o no. Pero hay que recalcar que además de la fecha influyen otros factores para sustituirlos, como el desgaste.

Pero si se da el caso de que tienes un coche que no has utilizado durante unos años, aunque aparentemente las ruedas estén bien, si han pasado 8 o 10 años deberás cambiarlas por unas nuevas. Porque, si bien es cierto que no tienen fecha de caducidad, el material se puede deteriorar con el paso del tiempo y agrietarse, deformarse, endurecerse o cristalizarse; perdiendo así sus propiedades de agarre al asfalto.