Tener un vehículo automotor permite disfrutar de grandes ventajas, así como de la satisfacción y comodidad de poder movilizarse con libertad y en el momento que se considere necesario. Sin embargo, también es cierto que tener un coche implica asumir ciertas responsabilidades como, por ejemplo, hacerle el mantenimiento necesario.

Como parte de las opciones para atender el tema de los neumáticos, han surgido procesos como recauchutarlos. Recauchutar un neumático es recuperar las propiedades de uno usado.

El procedimiento consiste en aplicar una nueva banda de rodadura al caucho natural. De esta manera puede darse mayor vida útil y alargar el tiempo en el que se deban comprar unos nuevos.

 

Pasos para saber si es o no recauchutado

Esta práctica la realizan empresas, así como también pequeños negocios que se dedican a recauchutar ruedas. Para saber si un neumático es recauchutado pueden hacerse algunas pruebas, tales como:

 

Comprobar textura

Es importante saber si un neumático es recauchutado o no y una de las principales pruebas que pueden realizarse es tocarlo por su parte externa o banda de rodadura.

Si dicha banda es más áspera que el resto del neumático, se trata de uno recauchutado.

 

Observar el color

El neumático es muy característico, pues se trata de un color oscuro. Si observa con atención el color de toda la rueda puede determinar si está frente a uno ya reparado pues el recauchutado es más oscuro.

 

Buscar una costura

Si al realizar el análisis de un neumático con paciencia y detalle, encontramos que tiene una pequeña cicatriz al borde de la banda de rodadura, se trata de uno recauchutado.

Se trata de observar con detalle el borde de la banda de rodadura.

 

¿Por qué usarlos?

Como toda práctica de reemplazo de un producto original, lo más importante es saber si el reparado o repotenciado cumple las mismas funciones que cuando era nuevo.

Además, es importante poder decidir por un caucho recauchutado que nos brinde confianza y seguridad pues nada peor que dudar de si va a funcionar bien o no.

También es cierto que, por tratarse de un producto de segunda vida, estos suelen ser más baratos que unos nuevos, con lo cual podemos ahorrar un poco mientras logramos comprar unos nuevos y cuyos precios pueden ser muy elevados.

 

Ventajas que ofrece

En muchos casos un neumático recauchutado ofrece importantes ventajas que vale la pena analizar a continuación:

  • Una de ellas es el aprovechamiento de los recursos pues solo se trata de reemplazar la banda de rodadura.
  • Otra ventaja y muy importante es que los recauchutados son neumáticos que resultan más resistentes al aquaplaning con lo cual ganamos en confianza al conducir.
  • Una ventaja muy importante es que son menos contaminantes lo cual tiene un alto valor hoy en día pues se trata de ser amigables con el medio ambiente.

 

En resumen, resulta muy interesante conocer la forma en la que podemos determinar el recauchutado de neumáticos. También podemos averiguar para qué ocasiones es recomendable su uso.